"Ella lo miraba con más frecuencia de lo que pedían las palabras, porque mirarse era como tocarse."
- Fragmento de ”La pasión según Carmela” de Marcos Aguinis (via malka-malka)

(vía bringmethev3il)